1. About en Español
Send to a Friend via Email

Your suggestion is on its way!

An email with a link to:

http://muebles.about.com/od/Decorarconmuebles/a/Feng-Shui-Y-Muebles-Forma-Color-Como-Colocarlos-Y-Decorar-Con-Ellos.htm

was emailed to:

Thanks for sharing About.com with others!

You can opt-out at any time. Please refer to our privacy policy for contact information.

Feng Shui y muebles: forma, color, cómo colocarlos y decorar con ellos

Deben ser cómodos, prácticos y con formas redondeadas

Por

Mesa Isamo Noguchi (1944), en madera y cristal

Mesa de café Isamo Noguchi (1944), en madera y cristal. Distribuida por Vitra.

Foto © www.vitra.com

¿Sabes cómo nos afectan los muebles, su ubicación y decoración en relación con el Feng Shui?

Debemos partir de la base de que en Feng Shui se considera que todo objeto desprende su particular energía y esta se expande, como cuando hacemos rodar una piedra en el agua y esta forma círculos que se van ensanchando. Fundamentado en el Yin y el Yang, el Feng Shui estudia cómo estas fuerzas de la naturaleza nos influyen y de qué manera se puede aprovechar su energía para vivir mejor.

1.- Qué forma deben tener los muebles para un buen Feng Shui

Los muebles deben ser confortables, prácticos y en lo posible con los cantos redondeados.

Las esquinas actúan como verdaderas flechas que ralentizan la energía. Pero esto, como todo, tiene sus curas. Por ejemplo, si la mesa del comedor es rectangular o cuadrada:

- Cúbrela con un bonito mantel de crochet o con una tela a juego con la decoración

- Coloca en el centro un frutero con fruta fresca mezclada con manzanas rojas. Así añades elementos que aumentan la prosperidad.

Con estos simples cambios, has propiciado una mejora en el ambiente del comedor, lo cual de por sí ya es positivo.

2.- ¿Cómo hay que distribuir los muebles ?

La energía debe poder fluir sin trabas en tu hogar. Ninguna habitación de la casa debe de estar atestada de muebles.

Por otro lado hay que tener en cuenta los puntos cardinales, en donde se ubica cada uno de los cinco elementos básicos del Feng Shui: Fuego, Tierra, Agua, Aire y Metal.

Una brújula es imprescindible para poder orientar bien los muebles de acuerdo a las enseñanzas del Feng Shui, que no olvides que, aunque llegan a nosotros debidamente adaptadas a nuestra mentalidad occidental y a nuestros hábitats y forma de vida, tienen más de 5.000 años de antigüedad.

Un ejemplo: El sofá en el salón debe colocarse de espaldas a una pared y enfrente de la puerta de acceso, los sillones a los lados y en el centro una mesita redonda u ovalada con preferencia de madera, pero además se debe de tener en cuenta a que elemento pertenece este emplazamiento de acuerdo al punto cardinal en que esté ubicado el sofá.

El estilo minimalista que ahora imponen algunos arquitectos con muebles demasiado angulosos y exceso de luz y objetos de metal, está desaconsejado para un buen Feng Shui, ya que puede ser causa de discusiones, tensiones y estrés e incluso separaciones.

El Feng Shui crea una energía positiva alrededor. Por eso es importante no rodearse de objetos que no te gusten, solo porque nos los han regalado, o los compramos sin pensar.

3.- Color de muebles Feng Shui

Aquí también los colores deben servir como vehículo, para armonizar las distintas habitaciones de la casa. Cada uno de los cinco elementos del Feng Shui, contempla unos colores adecuados para el tipo de energía que se quiere fomentar.

Amarillo, naranja, melocotón y salmón pertenecen al elemento Tierra y resultan muy adecuados para aplicar en paredes, y objetos, en el recibidor, en la cocina y el comedor. El color amarillo en concreto, es además ideal para el salón.

Los tonos azules, están asociados al elemento Agua y al ser un color frío y relajan deben reservarse para el cuarto de baño, despacho o una pequeña parte de la habitación infantil. Nunca debe utilizarse en la habitación de matrimonio, salón, cocina o comedor.

4.- Habitaciones infantiles y Feng Shui

La habitación del bebé debe respirar tranquilidad y limpieza. Los mejores colores para la pared son: rosa, malva, amarillo pálido y melocotón. No hay que pintarla nunca totalmente de azul. El azul supone demasiado elemento Agua y hay que evitar utilizarlo en exceso.

La cuna del bebé debe situarse tocando a la pared y en la parte de la habitación que no tiene ventana, para que la energía se ralentice, esto le proporcionará seguridad y calma y un sueño relajado.

La mejor cuna es la de madera, que potencia el Yang que la habitación del bebé necesita para proporcionarle un perfecto descanso.

5.- Feng Shui en la cocina

La cocina es parte muy importante de la casa. Centro de las actividades domésticas, en la cocina preparamos los alimentos para la familia, mantenemos conversaciones e incluso si las dimensiones lo permiten, comemos. Es importante pues, que nos sintamos a gusto, que el espacio esté limpio y ordenado. Los muebles de la cocina deben ser de madera.

Los colores: amarillo, marrón y marfil, cargan de buena energía la comida, en cambio el azul y el negro son elemento Agua y no deben usarse en la cocina, que ya cuenta con suficiente. Si este fuese el caso, poner plantas y muebles de madera, ayudarán a curar este espacio.

6.- Feng Shui en el baño

El cuarto de baño es una pieza húmeda que necesita una buena aireación para que no se forme moho. El color azul océano proporcionará el relax necesario, también el blanco.

Los muebles y objetos cuadrados o rectangulares son adecuados en el cuarto de baño, ya que al ser elementos Yin, retienen la energía, lo que en esta parte de la casa es imprescindible.

7.- Solucionar el mal Feng Shui de los muebles

No es necesario desprenderse de los muebles si no se adecuan a los consejos del Feng Shui.

  • Cámbialos de sitio,
  • Pinta las paredes en colores adecuados
  • Coloca plantas y algún objeto de decoración

8.- Si se puede elegir, ¿dónde ubicar cada habitación?

También aquí el Feng Shui tiene unas directrices claras y se necesita un estudio en profundidad para saber dónde ubicar cada habitación y dotarla de la máxima energía positiva.

Pero si que podemos tomar como ejemplo a evitar: que la cocina no debe de estar a la derecha de la puerta principal, ya que esto origina fricciones familiares. Y de igual manera un lavabo situado cerca de la puerta de entrada ocasiona problemas.

Pero siempre hay una cura adecuada para cada problema:

  • En el caso del baño mal ubicado, habrá que mantenerlo siempre cerrado y con una iluminación muy intensa en el techo para que la energía simbólicamente se eleve.

Así conseguirás una atmósfera armoniosay relajante, para que tanto tú como tu familia y amigos os encontréis cómodos, favoreciendo una comunicación fluida.

  1. About.com
  2. About en Español
  3. Muebles
  4. Decorar con muebles
  5. Muebles y Feng Shui: formas, colores y colocación

©2014 About.com. Todos los derechos reservados.