1. About en Español
Send to a Friend via Email

Your suggestion is on its way!

An email with a link to:

http://muebles.about.com/od/cuidadomuebles/a/5-Pasos-Para-Pintar-Tus-Muebles-De-Hierro-Forja-O-Metalicos.htm

was emailed to:

Thanks for sharing About.com with others!

5 pasos para pintar tus muebles de hierro, forja o metálicos

Restaura muebles de jardín e interior metálicos que durarán muchos años

Por

Sillas de hierro modelo Melissa

Sillas de hierro Modelo Melissa, modernas y ligeras, estos muebles son ejemplo de los diseños modernos que se hacen en hierro, forja y aleaciones metálicas.

Foto © www.unopiu.es

Cuando llega el momento de sacar al jardín tus muebles metálicos, de forja o hierro, puede que veas que el paso del verano y el invierno han dejado su huella y no va a bastarte con una buena limpieza del mobiliario de exterior.

Si tienes que restaurar o pintar tus muebles de hierro o forja estos son los pasos, también adecuados para tus muebles metálicos de interior :

1.- Primero, limpiar para ver los desperfectos

Lava el mueble con agua templada y un jabón apropiado para las vajillas, que incluyen en su composición desengrasante. Si no queda totalmente limpio, como puede ser en el caso de los muy artísticos o trabajados, haz un repaso con un cepillo más pequeño (te servirá un cepillo dental) para las zonas de difícil acceso.

2.- Pequeños desperfectos, pequeños "parches"

Después de la limpieza, deja secar totalmente y examina los lugares donde la pintura se haya desprendido. Si son pequeños, quizás puedas solucionarlo con unos toques de pintura de un color lo más parecido posible e intentando "fundir" los bordes para que no se note la diferencia.

Un truco es lijar primero hasta que el contorno del lugar donde vayas a pintar quede lo más suavizado posible. Luego aplica una capa delgada de la pintura elegida. Cuando esté bien seca, añade una segunda mano hasta comprobar que queda lo más similar posible.

3.- Si la pintura está muy estropeada, decapar y repintar

En los muebles de forja y metálicos, lisos, es fácil decapar con cualquier producto adecuado para ello. Un quitapinturas químico es buena solución. Después, se limpian bien los restos con disolvente y se buscan posibles zonas oxidadas, que se tratan con un transformador de óxido.

Para las piezas de hierro que tengan más adornos o relieves, como los de fundición de hierro, irá mejor:

- pasar en primer lugar un cepillo de alambre (que puede ser manual o de los que se adaptan a la máquina taladradora),

- aplicar un producto transformador de óxido en las zonas que lo precise

- dar una base imprimadora

- pintar con una pintura o esmalte apta para exterior.

4.- Productos especiales para pintar hierro, forja y metal

Puedes evitar el paso de la selladora si eliges una pintura de las llamadas "directas al metal". Con ella, tampoco necesitas aplicar el transformador de óxido.

Aunque, ten en cuenta que en el caso de los muebles hechos con aleaciones metálicas es preferible lijar y aplicar selladora para que la pintura se adhiera perfectamente.

5.- Proteger el mueble con cera o barniz

Opcionalmente, puedes proteger de forma "extra" el mueble si le añades una capa de cera incolora o con una ligera pátina, pero muy bien extendida.

Esto ya no es necesario con los nuevos productos y pinturas que aseguran un buen comportamiento ante las agresiones que sufren los muebles de exterior.

En cualquier caso, tenerlos cuidados y a resguardo cuando se den condiciones extremas de sol o frío, es la mejor medida. Así, tus muebles de hierro y metálicos durarán muchos años.

Estos pasos son los mismos si los muebles metálicos y de forja son de interior aunque puedes elegir un tipo de pintura para interior, por lo que se amplia la gama de posibilidades decorativas.

Puedes, incluso, aplicar acabados decorativos, como stencils en los respaldos, para darles un nuevo aspecto, de la misma manera en que lo harías con los elementos de madera.

Más sobre jardín en:

Muebles de exterior: jardín, patio, terrazas y porches.

©2014 About.com. Todos los derechos reservados.